FORMACIÓN EN MEDIACIÓN PARA ARQUITECTOS

Lourdes Cabrero, arquitecta y mediadora profesional

3 de Agosto del 2015

Hace unos días, hemos finalizado una formación en mediación que estoy convencida nos ha transformado a todos. A algunos nos ha removido por dentro, a otros puede que sólo les ha rozado la superficie.

He de decir que no me lo esperaba. A veces te dejas llevar por personas que conociéndote, te aconsejan. Puede que aciertes o no. Cuando me hablaron de este posgrado, dudé. A pesar de ello, me inscribí y ahora me alegro de mi decisión. El tomar decisiones te hace sentir más libre.  

Algo de esto tiene la mediación, para las partes en conflicto. Los acuerdos a los que se llegan desde la colaboración son más duraderos.

El Posgrado en Mediación profesional en el ámbito de la Arquitectura y el Urbanismo, se engloba dentro de la formación que organiza la AAEPFC y la UPF.

A menudo, se tiene una visión parcial de la mediación, que no coincide con lo que sería una mediación profesional. Ésta obedece a unos principios y aplica un procedimiento pautado, para crear un espacio de diálogo y de confianza.

La mediación como sistema de resolución de conflictos tiene una clara e ineludible aplicación en nuestro ámbito de la Arquitectura y el Urbanismo. Como profesionales tenemos los conocimientos de base que nos ayudan a entender antes el problema, aquello que ha generado el conflicto. En la práctica, no podemos, como mediadores, dar soluciones a las partes. No obstante, nuestra profesión de origen, es una ventaja para ganar tiempo en el análisis del caso y pasar a aplicar las técnicas propias de la mediación. El Posgrado nos ha llevado a comprender esto y más cosas.

Al inicio del curso nos mostraron el origen y la historia de este proceso alternativo de resolución de conflictos. Para luego, continuar con los principios en los que se basa. Estamos ante un método en constante transformación, que va enriqueciéndose de las experiencias y procedimientos de cada escuela. 

Durante el curso se han realizado casos prácticos, rol play con nosotros, los alumnos, y con actores, en algún caso. Es en esos momentos, dónde debes dejarte llevar e inhibirte de nuestro saber cómo arquitectos. 

Formarse en mediación, nos permite ampliar nuestros conocimientos en negociación. De lo que se trata, en definitiva, es de abrir un abanico de posibilidades y escoger dónde nos sentimos más cómodos. 

Con independencia de nuestras limitaciones para salir del rol de arquitectos, lo que, como personas, hemos ganado durante el proceso de aprendizaje en este Posgrado, es apasionante. 

Como arquitectos estamos rodeados de conflictos, negociaciones y decisiones. Incluso, valoramos y juzgamos las acciones de otros. A partir de ahora, la manera de comprender lo que nos rodea ha quedado inevitablemente modificada. El reto será actuar en consecuencia y aplicar, si optamos por ese camino, lo que hemos aprendido. 

Puede ser que, ante los problemas, la solución no pase por atacar al otro. Me gustaría acabar con una frase de Sun Tzu, autor del tratado militar “El arte de la guerra”. 

El mejor general es el que nunca se deja arrastrar a la batalla” Sun Tzu