premsa

Justícia es marca com a objectiu doblar els expedients de mediació finalitzats en dos anys

  • El conseller de Justícia ha presentat avui el Pla nacional d’impuls a la mediació, que estableix sis objectius a assolir en els propers dos anys
  • Germà Gordó ha anunciat també que el Centre de Mediació de Dret Privat de Catalunya té l’encàrrec d’elaborar un pla integral de mediació entre l’Administració i els subjectes privats

Por primera vez, la mediación se impone por ley en el ámbito bancario

Fuente:

Mediación es Justicia

Grupo Europeo de Magistrados por la Mediación de España

Por primera vez, la mediación se impone por ley en el ámbito bancario

Una modificación del Código de Consumo de Cataluña entra en vigor el 1 de abril de 2015, en virtud de la cual “las partes en conflicto, antes de interponer cualquier reclamación administrativa o demanda judicial, han de acudir a la mediación”. Desde GEMME nos congratulamos por esta iniciativa legal que recoge una de nuestras insistentes demandas para tratar de buscar soluciones adecuadas a las personas ante la situación económica actual: se trata de promover la mediación en el ámbito bancario.

En efecto, el Código de Consumo de Cataluña prevé la mediación entre el deudor y el acreedor hipotecario antes de acudir al litigio judicial. Así, la nueva ley 20/2014 de 29 de diciembre, de modificación de la ley 22/2010 de 20 de julio del Código de Consumo de Cataluña, se dicta para la mejora de la protección de las personas consumidoras en materia de créditos y préstamos hipotecarios, vulnerabilidad económica y relaciones de consumo. Siguiendo  las orientaciones marcadas por diversos proyectos comunitarios, como la Directiva 2014/17/UE, introduce los sistemas extrajudiciales de resolución de conflictos de consumo en materia de crédito o préstamo hipotecario y establece (en su artículo 132.4.3) que “las partes en conflicto, antes de interponer cualquier reclamación administrativa o demanda judicial, han de acudir a la mediación o pueden acordar someterse al arbitraje. Una vez transcurrido el plazo de tres meses desde la notificación del acuerdo de inicio de la mediación sin haber alcanzado un acuerdo satisfactorio, cualquiera de las partes puede acudir a la reclamación administrativa o a la demanda judicial”.

Notícia de premsa. En què consisteix la mediació

El Periodico.jpg

LEGISLACIÓN

Catalunya impulsa la mediación en los conflictos de convivencia

El Parlament aprobará hoy la ley que amplía la aplicación del sistema de pactos

La norma pretende que algunos casos se resuelvan sin recurrir a los tribunales

Miércoles, 15 de julio - 00:00h.

Si uno de sus vecinos tiene una gotera que le complica a usted la vida y se niega a arreglarla, ya no hará falta que la justicia solucione el problema. Tampoco los socios de una asociación enfrentados tendrán por qué dirimir sus diferencias en un tribunal. El Parlament de Catalunya aprobará hoy con toda probabilidad la nueva ley de mediación del derecho privado, que amplía la aplicación de este sistema como herramienta de gestión y de solución dialogada de conflictos de convivencia ciudadana y social. Esta normativa permitirá descargar el trabajo ordinario de los juzgados catalanes.

La mediación consiste en que una persona imparcial, profesionalmente preparada en técnicas de negociación y comunicación, pueda intervenir, a petición de un ciudadano, un abogado o el mismo juez, para facilitar un acuerdo sobre las discrepancias que se produzcan en diversos ámbitos. Este método, que hasta ahora se utilizaba en los conflictos de pareja, está especialmente indicado cuando las partes en litigio, por ejemplo, deben continuar con la relación en el futuro. Otro ejemplo: una abuela a la que no le dejan ver a sus nietos. En este caso, mejor una entente que no un pleito legal.

MÁS ALLÁ DE LA FAMILIA / La nueva ley también actualiza la legislación de Catalunya y amplía los ámbitos de actuación que se recogieron en la anterior normativa, del 2001, que se centraba básicamente en los conflictos derivados de la ruptura matrimonial o de pareja. Este modelo suponía un perjuicio para resolver otros conflictos, como los de comunicación y relación entre un progenitor y sus descendientes, los que surgen entre una persona adoptada y su familia biológica o entre familiares de diferente nacionalidad, las peleas por herencias o aspectos relacionados con el acogimiento de las personas mayores o, incluso, en las diferencias entre personas en el seno de una empresa familiar.

EL PACTO / Los procesos de mediación, siempre voluntarios, se pueden iniciar de tres formas: a petición de las partes de común acuerdo, tras la solicitud de una con la aceptación de la otra o por iniciativa de la autoridad judicial. Los mediadores, que deben ser neutrales, han de facilitar el diálogo para poder llegar a una solución consensuada. El acuerdo voluntario deberá ser plasmado en un documento al que un abogado tendrá que dar validez jurídica y, si pertoca , trasladarlo después a la autoridad judicial. Los trámites se pueden iniciar antes de cualquier proceso judicial (o cuando este está pendiente) y no pueden exceder de 60 días hábiles. Solo en casos excepcionales puede alargarse la intervención 30 días más. La base de este sistema es la confidencialidad, la neutralidad y la imparcialidad del mediador.